21 de marzo de 2016

Las dificiles mañanas

Me imagino que no solo a mí me pasa, sino que en varios otros hogares, también el horario más difícil del día debe ser las mañanas. Aquí son terribles, para mi marido, mis hijos y para mí. Por su trabajo, mi marido, sale de casa antes que suene mi alarma para levantarse, así que es el primero en irse y uno de los que más sufre al levantarse, sobre todo porque en las noches no solemos dormirnos temprano, estoy segura que ambos no dormimos más de 5 horas, que es poquísimo.

A mí también me cuesta levantarme, me demoro 4 alarmas y 35 minutos en hacerlo, jajaja. Pero los más complicados, lejos son la Mayor y el Menor. Con el Mediano no tengo problemas, se acuesta temprano y es el primero en dormirse así que duerme entre 9 y 10 horas, en las mañanas lo despierto y se levanta sin complicaciones, claro que aún lo tengo que vestir, pero no se queja ni pone problemas.

Otra cosa es la Mayor, desde el primer buenos días para despertarla, empieza a resongar y alegar, literalmente hay que sacarla de la cama, la llevo al baño casi dormida y escuchándola decir: "porque, porque y porque debo levantarme tan temprano",  y claro que me da pena, pero también todas las mañanas le repito que debe acostarse más temprano, que no se de tantas vueltas antes de dormir, o que no deje todo a ultima hora para ordenar, lo que atrasa el irse a la cama y termina durmiéndose cerca de las 21:30 o 22:00. Y eso que el proceso de irse a la cama lo comienzo a las 20:00 hrs.

Con el Menor es otro el problema, como es hiperventilado y no se le agotan las pilas nunca, son las 21:00 y todavía anda por ahí arrancándose para no dormir, abriendo el refrigerador para ver que comer, negándose a ir a la cama porque quiere ver monitos o quedarse en mi cama. Y casi nada me resulta para acostarlo más temprano, ni un baño relajado, ni leerle un cuento, ni contarle una historia, ni nada. Son casi o pasadas las 22 horas cuando logro llevarlo a la cama y esta tan agotado que me acuesto a su lado 5 minutos y ya esta dormido. 

Por lo mismo en las mañanas esta muerto, a él lo visto y le lavo los dientes dormido, recién despierta casi cuando vamos saliendo de casa. Creo que él debe dormir entre 7 a 8 horas diarias, lo que es muy poco para su edad, aunque los fines de semana se desquita con creces y duerme 10 a 11 horas fácilmente.

Hoy escuchaba en la radio un estudio* que hablaba que los niños funcionan mejor y tienen un mejor rendimiento escolar si despiertan solos (sin alarmas), es decir con la luz del día (pensando que se acuesten a una hora razonable), que el nuevo cambio de hora para que amanezca mas temprano, ayudaría mucho en eso, pero que también sería bueno que se retrasara en media o una hora el horario de entrada a los colegios. 

Y la verdad es que me encantaría que entraran más tarde a clases, pero también pienso que si entran más tarde, tendrían que salir más tarde del colegio, lo que retrasaría los talleres extraprogramaticos y el regreso a casa. Entonces ¿cual seria la solución? ¡que no vayan al colegio! jajajaja.

En realidad no sé cual es la mejor solución, mientras debo seguir intentado se duerman más temprano (seguro el nuevo horario de invierno ayudará mucho) y seguir luchando en las mañana para que despierten.


* Encontré un articulo muy bueno con respecto al sueño y al rendimiento escolar, es largo, por lo mismo lo publicaré en una entrada nueva ;)